Doctora Maura Hernández Cruz: ejemplo de mujer cubana

Neonatología: una rama de la Pediatría
Neonatología: una rama de la Pediatría. Foto: Archivo.

“Yo no puedo, de ninguna manera, subestimar a la mujer, porque en la guerra yo creo que parecía mucho más difícil concebir que las mujeres combatieran, y en la sierra organizamos un pelotón de mujeres y fueron los mejores soldados, el Pelotón de Mujeres”

Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz.

Las mujeres cubanas han sido y son realmente objeto y sujeto de todo el proceso de desarrollo económico y social de la nación cubana. Han impulsado y a la vez se han beneficiado de todas las transformaciones llevadas a cabo desde el Triunfo de la Revolución Cubana.

La inserción de la mujer cubana en el proceso de desarrollo de la salud pública, como protagonista y a la vez como beneficiaria debe evaluarse como uno de los fenómenos sociales más exitosos ocurridos en estas seis décadas de Revolución.

La doctora Maura Hernández Cruz, Especialista en Primer Grado en Neonatología, Máster en Atención Integral al Niño y Profesora Asistente, es una mujer mayabequense que ha dedicado su vida a la rama de la medicina.

P: ¿Desde hace cuantos años desempeña su labor? ¿Cuáles fueron sus inicios ya graduada?

MHC: “Me gradué como médico hace 30 años, cumplí mi servicio social durante 3 años como parte del Contingente Médico Rural Piti Fajardo, en la provincia de Sancti Spíritus. Después, regresé al municipio de Güines para realizar la especialidad en Neonatología, graduándome en 1994 y laborando durante todos estos años en el Hospital Materno-Infantil Piti Fajardo”.

P: ¿En qué año comenzó a impartir docencia?

MHC: “Desde 1999 me categoricé como Docente e imparto docencia tanto en pregrado como posgrado”.

En el año 2011 Maura Hernández cumplió misión internacionalista en Angola. Sobre su experiencia en esta tarea nos habla.

“En 2011 partí a tierras africanas a cumplir misión internacionalista en la República de Angola, siendo una experiencia maravillosa en mi vida profesional, ayudando a salvar vidas y estableciendo un vínculo afectivo y humanitario con la familia angolana”, comentó.

Después del triunfo revolucionario, se produjo un salto histórico en la participación de la mujer en todas las esferas de la vida de la nación cubana, ella ha privilegiado con su contribución a la salud pública, en el logro de promover el bienestar y la calidad de vida de la población y el desarrollo de la nación cubana. (LHS)

0 0 0
Lianet Hernández Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML