Una jornada para reconocer el altruismo y el humanismo

Alexis Olivera Salgado, donante voluntario de sangre
Alexis Olivera Salgado, donante voluntario de sangre foto: Facebook

Mayabeque, Cuba: La jornada nacional en homenaje al donante voluntario de sangre comenzó el 6 de junio y se extenderá hasta el día 14 del mismo mes. En Mayabeque muchos son los hombres y mujeres altruistas que realizan esta noble acción.

Alexis Olivera Salgado es un güinero que hace ya algunos años se entregó por entero a este ejercicio. Luego de la cirugía a corazón abierto practicada a su pequeña hija comprendió que con su aporte podría salvar la vida de otros infantes.

Periodista: ¿Cómo fueron sus inicios en este ejercicio?

Alexis Olivera Salgado: Yo comencé a donar sangre después de las operación que se le hizo a mi niña cuando era muy pequeñita, en el Cardiocentro William Soler, la sangre de mi niña era muy difícil de conseguir y entonces fue ahí donde me di cuenta de lo importante que eran las donaciones de sangre.

P: ¿Nunca antes había donado sangre?

AOS: Yo lo había hecho una o dos veces por razones personales o por alguna convocatoria del Comité de Defensa de la Revolución, pero no era nada sistemático, nunca me había detenido a pensar en eso.

P: ¿Cómo fue su primera experiencia en un banco de sangre?

AOS: Bueno yo no tenía miedo porque yo me había hecho análisis de sangre en otras ocasiones e imaginaba que era algo parecido. Allí me explicaron cómo era la tarea y que no debía asustarme que no vería mucha sangre y que no me iba a doler. Me hicieron una entrevista y ya empecé a donar.

P: ¿Ahora después de tantos años como donante voluntario que opina de las personas que se niegan a hacerlo?

AOS: Donar sangre no es nada del otro mundo. No creo que merezcamos un monumento, ni mucho reconocimiento los que lo hacemos. Pero si creo que los que se niegan a hacerlo le están negando el derecho a la vida a un hombre, una mujer, o peor, a un niño que tiene toda una vida por delante, no cuesta nada y para quien la recibe significa mucho. Yo estoy incluido en un programa donde me dan refuerzo para mi alimentación cada mes y aunque un día me digan que no lo voy a recibir más, creo que no dejaré de ayudar nunca a otros padre que como yo estuve un día, esperan por una bolsa de sangre para su hijo.

Este mayabequense es solo un ejemplo del ejército de hombres y mujeres que donan sangre, plasma o cualquier componente sanguíneo y que contribuyen a que Cuba integre la lista de los 12 países de las Américas que tienen ciento por ciento de donaciones de sangre voluntarias.

0 0 0
Isamary Valero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML