Cuba continuó ordenamiento jurídico en 2020 a pesar de Covid-19

Cuba continuó ordenamiento jurídico en 2020.
Cuba continuó ordenamiento jurídico en 2020. Foto: Prensa Latina.

La Habana, Cuba: A pesar de las restricciones impuestas por la Covid-19, Cuba dio continuidad a su intenso cronograma legislativo durante el 2020, con la aprobación de cuatro leyes y 14 decretos leyes, publica Prensa Latina.

La Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) acudió a las tecnologías y de forma virtual realizó el V Período Ordinario de Sesiones en la IX legislatura, que tuvo entre sus puntos centrales la consideración de cuatro normas jurídicas que responden al ordenamiento del Estado.

Las leyes del Servicio exterior, de la Organización y funcionamiento del Consejo de Ministros, del Presidente y Vicepresidente de la República, y de la Revocación de los elegidos a los órganos del Poder Popular, igualmente obedecen al desarrollo normativo de la nueva Constitución.

Es precisamente la entrada en vigor de la Carta Magna (abril 2019) uno de los elementos que compulsa que la actual legislatura tenga un calendario con 39 leyes y 31 decretos leyes para evaluar, el cual abarca hasta 2023.

También inciden las demandas de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba y, más recientemente, de la Estrategia económico-social para enfrentar la pandemia y el recrudecimiento del bloqueo y con la vista puesta en el desarrollo hacia el 2030.

Sin embargo, la Covid-19 movió todos los plazos previstos, pues por solo citar un ejemplo, el Parlamento tenía en agenda para este año 14 leyes, de las cuales solo pudo avanzar en cuatro en octubre pasado.

Es por ello que el Ministerio de Justicia elaboró una nueva propuesta de planificación de los debates de las normas jurídicas, la cual debe quedar aprobada en la sesión ordinaria de la Asamblea en diciembre, según declaró el ministro de esa cartera, Oscar Silvera.

El titular insistió también en que, en medio de circunstancias excepcionales, se trabajó intensamente en la preparación de los anteproyectos que serán sometidos oportunamente al análisis de las diputadas y diputados.

Ese proceso, como explicó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la clausura del V periodo ordinario, es acompañado por una amplia participación de especialistas de varias instituciones, incluidos profesores universitarios.

El reto es enorme, porque se trata de legislaciones que van desde la organización y funcionamiento de los Consejos de la Administración Municipal y del Gobierno Provincial del Poder Popular, imprescindibles en el desempeño de esas demarcaciones, hasta la Ley de Procedimiento Penal.

También esperan el turno asuntos como la Ley de la Vivienda, de la Defensa y Seguridad Nacional, y de la Salud Pública, previstas entre las que debieron ser analizadas en 2020 y que ahora cambian de momento para la discusión.

El ordenamiento jurídico incluye además los decretos leyes, competencia del Consejo de Estado, que durante el año tenía en cronograma 15 de esas normativas.

En medio de la pandemia fueron aprobados 14, entre los cuales se encuentran los relacionados con el uso de organismos genéticamente modificados en la agricultura cubana y la inocuidad de los alimentos.

Asimismo, quedaron establecidos dos decretos leyes sobre garantías mercantiles para respaldar el otorgamiento de financiamientos externos vinculados con la inversión extranjera, así como otros referidos a las autoridades nacionales reguladoras y el perfeccionamiento del Sistema Nacional de Gestión Documental y Archivo.

Aunque quedan temas en agenda, el periodo que cierra demostró la voluntad de no detener el país, como dijera el presidente Díaz-Canel ante el Parlamento en octubre pasado.

La pandemia permitió poner en práctica mecanismos que en la nueva normalidad pueden convertirse en prácticas habituales, como las consultas y debates virtuales, a lo que se suma la participación de la ciudadanía por diversos canales.

El 2021 llega cargado en materia de ordenamiento jurídico, lo que sin duda será un desafío para el Parlamento, que deberá asumir sesiones extraordinarias para darle cumplimiento. (BSH)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML