Imprimir

Mayabeque, Cuba__ El análisis de la convocatoria al Congreso XXI de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en el municipio de Madruga, deviene condena  unánime a la política imperial e injerencista de la administración de Donald Trump.  

El recrudecimiento del Bloqueo estadounidense contra Cuba, el anuncio de nuevas medidas dirigidas a la subversión política en la Isla y las agresiones de todo tipo  contra Venezuela son las más evidentes expresiones de las ansias de poder norteamericano.

El movimiento obrero en Madruga rechaza enérgicamente todo intento de Estados Unidos de inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba y de alentar las maniobras de la derecha en Latinoamérica, dirigidas a socavar las revoluciones populares democráticas.

En las reuniones, donde discuten la convocatoria al congreso obrero, los trabajadores del territorio abogan por elevar el protagonismo en el modelo económico cubano y el fortalecimiento de la labor sindical en todos los frentes.

Coinciden los criterios en la necesidad de defender las conquistas de la Revolución, mantener la unidad del pueblo y ser leales al legado de Fidel y de todos los héroes y mártires de la patria.

El 26 de marzo próximo será la conferencia municipal Vigésimo Primer Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, en Madruga, plataforma en la que una vez más el proletariado reafirmará su compromiso de mantener en alto  las banderas del socialismo.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter