Imprimir

Josefa Galván Barroso, una mujer jubilada vecina del poblado de Caraballlo, siempre dedicada a las tareas agrícolas, transmite con su mirada toda la experiencia vivida en el surco. 

Cuando llegué a su casa, Josefa con su rostro rudo y  con olor a tierra, me esbozó calurosamente una sonrisa  de felicidad y con un gesto de bienvenida me invitó a pasar y fue entonces cuando dio respuesta a su primera pregunta.

A sus 71 años de edad llena de anécdotas y recuerdos, esta fémina de apariencia noble y rostro curtido por el sol comentó acerca de momentos difíciles junto a sus compañeros.

Con el amor que la caracteriza ha recibido varios reconocimientos por su labor.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: Gente de mi pueblo
Visitas: 329