Imprimir

Mayabeque, Cuba__ Aleida Fernández Chardiet nació el 7 de noviembre de 1931, en Güines. Era hija de un destacado pediatra, el Dr. Miguel Fernández Tosco, quien gozaba de gran prestigio entre los pobladores de esta ciudad.  

Al ingresar en la Universidad de La Habana, en 1953, estableció relaciones con dirigentes de la Federación Estudiantil y se gana, además, la confianza de ellos.

Era muy inteligente, querida por todos, siempre ayudando a todos los humildes, comentó Flores Torres Vargas, combatiente de la clandestinidad.

En 1957 cuando la universidad fue cerrada por las constantes protestas y manifestaciones del estudiantado, Aleida comenzó a trabajar como operadora en la Compañía Telefónica.

Una noche, en su puesto de trabajo, grabó una conversación que sostenían Fulgencio Batista y el entonces embajador de los Estados Unidos en Cuba, en el cual el dictador solicitaba ayuda militar para sofocar el avance del Ejército Rebelde en las montañas orientales.

Fernández Chardiet entregó la grabación al movimiento revolucionario por lo que fue asesinada.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: En la memoria
Visitas: 264