Mamá ahora si tengo un tesoro en el teléfono, así me dijo entusiasmada mi hija Adriana y sin darme tiempo para preguntar siguió hablando. Me sentí en las nubes cuando una compañera de aula pasó para mi móvil una aplicación que guarda más de 300 libros, no lo podía creer,  tenía cientos de miles de páginas guardadas en el pequeño espacio de mi celular.

 

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter