Crónicas, reportajes y entrevistas

Si hablamos de prensa en el occidente del país e incluso en naciones como Venezuela debemos recurrir a un hombre que aún hace radio y además enseña a las nuevas generaciones. Voz identificativa, verbo imposible de olvidar y a quien le deben mucho los jóvenes que inician en la labor periodística.

Maravillosos seres que matizan mi existir, y hacen la vida más llevadera. Personas delicadas pero fuertes a la vez que no retroceden ante el dolor o se amedrentan por muchas tareas. Si mujeres siempre mujeres. Motivo de inspiración para músicos, musas para pintores, madres ejemplares.

Una voz suave se funde en el alma de una mujer, amante de la vida y la emancipación.

A Vilma Espín Guillois, la conocí por referencias de mi madre, entonces dirigente de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en Güines, y quien tuvo el placer de conocerla de cerca durante su labor como técnica en prevención y trabajo social.

Me hablaba de un ser excepcional, que se entregó por entero a la autonomía de las féminas y que a muchos sedujo con su manera de luchar contra las desigualdades.

El profesionalismo, la dedicación y la entrega caracterizan a María Elena Fernández Ruiz, periodista de Radio Mayabeque, que se incorporó a este colectivo desde el primero de septiembre de 1989.

El 5 de marzo de 2013, se aleja solo en el tiempo, justo a las a las 4 y 25 de la tarde una fuerte estocada atravesó el corazón de los hombres buenos del mundo, Venezuela enmudeció y Latinoamérica con ella, la muerte del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, conmocionó a todos.

Daniela de la Caridad Piloto Sánchez, dormía plácidamente en los brazos de su tía, cuando llegamos a su vivienda, en la finca El Fénix, en Madruga. Con apenas 26 días de nacida, la hermosa bebita, ya es protagonista de una bella historia.