Gente de mi pueblo

En medio de un paraje que deja ver mucho más que el valle que se divisa desde lo más alto del poblado de Madruga, en Mayabeque, la sencillez de mujer y su quehacer la distinguen  como ganadera. 

La nicolareña Carmen Julia Castro Pando, operaria agrícola o navera, como se le conoce en la granja de ceba de pavo La Demajagua,  es catalogada como una mujer  respetable. Para la dispuesta fémina, vinculada al sector por más de 20 años, nada es tan importante como la avicultura.

La pediatra Milaidys Díaz Rodríguez del municipio de Quivicán privilegia el sistema de Salud Pública en ese municipio con el profesionalismo de su trabajo, hecho que constatan los familiares de los pacientes y los colegas del sector. 

Francisco Pereira (Chanchito), repentista de Mayabeque, alcanzó una posición cimera dentro de los improvisadores cubanos. Pereira dejó todo eso que puede ser un hombre cuando llena su espacio con principios, honradez y talento. Su capacidad creadora era única.

Abel Acosta Padrón, es un joven de Mayabeque, considerado el mejor productor de flores de la provincia, gracias a su acercamiento al Instituto de Investigaciones Liliana Dimitrova de Quivicán.

Antonio Madero es un compositor quivicanero que va por la vida repartiendo amor. De esa manera de ser le viene el ansia de crear y conocer.