Cuando la abrazo me sorprende la delgadez de su cuerpo, cómo imaginar que tras la aparente fragilidad de esta mujer y sus muchos años vividos se guarden tantas vivencias hermosas, tantas penurias, tantas tristezas. Digna Escalona, negra guajira y pobre, nació hace ya 78 años, pareciera que todas las congojas del mundo le hubieran tocado en su niñez y en su juventud.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter