En medio de un paraje que deja ver mucho más que el valle que se divisa desde lo más alto del poblado de Madruga, en Mayabeque, la sencillez de mujer y su quehacer la distinguen  como ganadera. 

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter