Especiales

Amanecer cada cuatro de diciembre junto a la imagen de Santa Bárbara es una tradición de arraigo popular en Güines, una ciudad, como casi todas las urbes cubanas, signadas por un proceso histórico que el investigador Don Fernando Ortiz definió como transculturación.

Música y baile a la par en el pequeño poblado de Bejucal, de la provincia de Mayabeque, donde se celebra una de las tradiciones culturales que, junto a las Parrandas de Remedios y los Carnavales de Santiago de Cuba, constituyen las tres fiestas populares nacionales de Cuba, desde sus orígenes en la época colonial hasta la actualidad: las Charangas de Bejucal.

Solo de las manos de los verdaderos amigos llegan los regalos especiales, como esta invitación de mi tocaya Olga González Miranda, anfitriona del taller literario Creasur, del municipio Melena, a participar en el evento que cada mes se celebra en la Biblioteca de la localidad Ricardo Fresneda.

Mayabeque, Cuba__ El espectáculo con las tradicionales carrozas durante los festejos de las Charangas de Bejucal es uno de los sucesos culturales que más apego popular tienen en Mayabeque, publica la versión digital del periódico Mayabeque.

Cuentan que desde bien temprano antes de la salida del sol el pueblo colmó la carretera, pocas veces hubo tanta ansiedad en los rostros, tanta esperanza en la mirada. Por fin héroes de carne y hueso con barbas y fusiles eufóricos  y con la victoria en cada consigna pasaban en caravana, la caravana de la libertad.

El alborozo, la estridencia de las carcajadas infantiles anunciaban a gritos que era una fiesta de niños. La celebración lo justificaba. El proyecto Las Primeras Manos está de cumpleaños en estos días mágicos de diciembre.