Imprimir

La Habana, Cuba – Fuentes de información  califican de politizada la actitud del gobierno de los Estados Unidos de mantener de forma indefinida la reducción del número de funcionarios de su embajada en el archipiélago caribeño.  

La portavoz Heather Nauert sostuvo en Twitter la postura del secretario de Estado, Rex Tillerson, quien argumenta que la decisión obedece a la necesidad de 'proteger a su personal'.

Además, agregó que está en curso la investigación sobre los incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos que laboraban en la legación diplomática en La Habana.

Según la Agencia Informativa Latinoamericana (PL), tales padecimientos, que se habrían presentado desde finales de 2016 hasta agosto pasado, fueron usados como argumento en septiembre último para retirar a más de la mitad del personal estadounidense de la embajada en la isla, y también para expulsar a 17 funcionarios cubanos de Washington DC.

Todas esas medidas siguen en pie a pesar de que, luego de meses de investigaciones de ambos países, no existen evidencias sobre estos incidentes de salud que Washington califica como 'ataques', ni sobre presuntas causas.

El Departamento de Estado sostiene ahora que Cuba debería centrarse en ayudar a localizar quién o qué es responsable del daño a ciudadanos norteamericanos, cuando los propios representantes de las agencias especializadas que han viajado a La Habana han reconocido la cooperación de la isla en el tema.

Al mismo tiempo, dice PL, la agencia recordó la obligación de Cuba de proteger a los diplomáticos en cumplimiento de la Convención de Viena, pese a las reiteradas garantías del país antillano de que cumple rigurosamente ese tratado multilateral.

Los comentarios del gobierno estadounidense se dan luego de que la isla y varios sectores norteamericanos criticaran la decisión sobre las medidas y su carácter político.

A su vez, el bipartidista Grupo de Trabajo sobre Cuba en el Congreso estadounidense consideró decepcionante el anuncio del viernes pasado y llamó a regresar la embajada a su estado operativo completo.

La situación de los diplomáticos en La Habana ha sido muy mal administrada por el Departamento de Estado y altamente politizada por la Casa Blanca y los miembros del Congreso contrarios a la normalización de las relaciones con nuestro vecino, manifestó, a su vez, Collin Laverty, presidente de la agencia Cuba Educational Travel.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: Noticias Internacionales
Visitas: 85