Imprimir

Naciones Unidas__ El bloqueo estadounidense contra Cuba obstaculiza hoy el pago de las contribuciones financieras de la isla en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y le impide cumplir oportunamente sus compromisos monetarios con diferentes organismos internacionales.

Así explicó la representante permanente de la Isla ante Naciones Unidas, Anayansi Rodríguez, quien ofreció algunos ejemplos de esta alarmante situación, según reporta el sitio web de Prensa Latina.

Desde el 2015, el banco suizo UBS rechaza todos los depósitos realizados por instituciones cubanas para los pagos correspondientes a su membresía en el Fondo del Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma) y en la red de Formación Ambiental del Pnuma para América Latina y el Caribe, explicó la embajadora.

Sucede lo mismo cuando el país caribeño intenta abonar sus pagos al Protocolo de Seguridad en la Biotecnología de la Convención de Diversidad Biológica, así como a las Convenciones de Basilea, Rotterdam y Estocolmo, añadió.

Debido a ello -ahondó- desde el 2016 Cuba no ha podido ser elegible para proyectos y acciones de cooperación técnica bajo esas convenciones vinculadas a la gestión segura de productos químicos y desechos peligrosos.

Asimismo, agregó Rodríguez, la Asamblea Nacional del Poder Popular se ve obstaculizada de realizar su contribución anual a la Unión Inter-Parlamentaria, con sede en Ginebra, Suiza, dada la negativa del banco UBS a aceptar la transferencia.

De abril de 2016 a marzo de 2017, en más de 100 entidades financieras del mundo se registraron afectaciones a la isla como resultado de la aplicación del bloqueo: por ejemplo, el cierre de cuentas, la retención de fondos, la devolución y cancelación de operaciones bancarias, entre otras.

En ese período, aumentaron en 40 los bancos que cedieron ante la política de hostigamiento impuesta por Washington, que atenta contra el normal funcionamiento y operatividad de las instituciones cubanas, señaló la embajadora.

“También son reiteradas las retenciones y negativas de pagos por los servicios que nuestros colaboradores de salud prestan en disímiles latitudes del mundo, por parte de bancos intermediarios en terceros países que temen a las regulaciones del bloqueo y, por tanto, a ser sancionados con grandes multas por Estados Unidos”, precisó.

El bloqueo definitivamente no es un problema bilateral, es una política que tiene un marcado carácter extraterritorial y cuyas implicaciones afectan a todos, incluido el propio pueblo estadounidense, recalcó Rodríguez.

Existe información documentada y numerosos ejemplos de la persecución que, sobre las transacciones financieras internacionales de Cuba, hace la Oficina para el Control de los Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, detalló la diplomática cubana.

Cada año, el secretario general de Naciones Unidas emite un informe sobre la aplicación de la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba” la cual incluye algunos de estos ejemplos.

En 2017, aportaron datos para ese informe 162 Estados miembros, entre ellos Cuba, y 33 organismos internacionales o agencias especializadas, fondos y programas del sistema de la ONU.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: Noticias Internacionales
Visitas: 61