Mayabeque, Cuba__ La utilización de la caña de azúcar, sub-productos y derivados en la alimentación animal, es una de las investigaciones permanentes de los expertos del Instituto de Ciencia Animal (ICA), situado en San José de las Lajas.

El objetivo es lograr una gama de productos que garantice la salud de los rumiantes. El esfuerzo de esta labor por vía biotecnológica cuenta entre sus méritos la obtención de sacarina, ganancia que constituye un importante sustituto de los cereales y se puede incluir en diferentes proporciones en la dieta para ganado vacuno, cerdos, aves y conejos.

Los estudiosos de esta institución científica recurrieron a las mieles de la caña, favoreciendo de forma significativa a las necesidades energéticas de los cerdos.

Otros sub-productos de la nutritiva gramínea, como el bagazo y el bagacillo, fueron transformados por los versados de este plantel en alimentos de utilidad para el bobino, accionar que anotó un incremento en la obtención de carne y leche para la sustitución de importaciones.

La intensificación del estudio de los pastos, forrajes y leguminosas desarrollado por el gremio, ofreció procesos integrales a favor del rendimiento de los animales en diferentes condiciones climáticas con importantes impactos productivos, ambientales y económicamente sostenible.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter