Radio Rebelde era una estación clandestina cuando se fundó aquel 24 de febrero de 1958 en Altos de Conrado, en la Sierra Maestra. La emisora nacía gracias a un empeño del Comandante Ernesto Guevara de la Serna "Che", que se multiplicó en sacrificio y entrega para todos sus compañeros de lucha.

Luis Orlando Rodríguez fue designado como director de la Emisora, y las voces de la primera transmisión fueron Orestes Valera y Ricardo Martínez. Desde entonces, los oyentes supieron el objetivo del nuevo medio:

"Radio Rebelde surge para contribuir a la orientación necesaria y útil del pueblo en esta hora decisiva de la Patria; para dar a conocer la intención verdadera de esta lucha y proclamar la virtud dondequiera que se la encuentre; para juntar y amar, y vivir en la pasión de la verdad, como dijera Martí".

La emisora contribuyó a que el pueblo de Cuba entendiera por qué aquel grupo de hombres dirigidos por Fidel Castro Ruz, apostó por la libertad, a cualquier precio. Años después, el propio Comandante en Jefe recordaba aquel escenario de riesgos, donde los guerrilleros multiplicaron su valentía:

“En ciertos momentos los morteros caían en las proximidades de Radio Rebelde y además, existía la amenaza de los ataques aéreos. Es cierto que la estación no estaba todo el día al aire y que salía al anochecer, pero estaba situada precisamente en la cúspide de una loma, en algunas instalaciones muy sencillas y bastante vulnerables”.

Aunque la primera transmisión duró solo 20 minutos, poco a poco Radio Rebelde se convirtió en una emisora para querer, una emisora que demostró su importancia desde su propia fundación.

Radio Rebelde transmitió partes de los combates y de la lucha clandestina, denunció los crímenes de la dictadura y difundió discursos de los dirigentes de la Revolución. Radio Rebelde supo ganarse la confianza del pueblo.

La verdad al ritmo de la vida

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter