Provincia cubana que conserva en sus ciudades un genuino ambiente colonial, donde el Sol cuando echa a andar por sus calles permite conocer gran parte de su historia, incluyendo el bienestar o la pobreza de los grupos y clases sociales que las habitaron. Su centro histórico urbano fue declarado Monumento Nacional el 10 de octubre de 1978.

Está situada en la región central de Cuba entre 21°32’, 22°27’ de latitud norte y los 78°56’, 80°07’ de longitud oeste.

Las aguas del canal viejo de las Bahamas la bañan por el norte, las provincias de Villa Clara y Cienfuegos la limitan por el oeste, la provincia de Ciego de Ávila por el este y por el sur el Golfo de Ana María y el Mar Caribe.

Ocupa el octavo lugar en extensión entre las provincias con 6 779,81 kilómetros cuadrados, representando el 6,2 por ciento de la superficie total del país.

En 1774 se formó el primer censo de población y según los datos recogidos por los Alcaldes y el Conde de Ripalada, capitán a guerra del distrito de cuatro villas, resultó contener el territorio de Sancti Spíritus 8265 habitantes, de los cuales 5633 eran blancos de ambos sexos y los demás esclavos, resultando que la tercera parte de la población eran de color y esclavos.

Según el censo general de población y vivienda del año 2012 la provincia cuenta con 462 114 habitantes.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter