Mayabeque, Cuba__ Mayabeque evidencia un incremento de la inserción de las mujeres en las labores en el Programa de Desarrollo ganadero. 

El 75 por ciento de dirigentes de organizaciones de base en el sector cooperativo campesino de esta provincia es del género femenino, lo que demuestra el aporte de la mujer rural en las unidades productoras.

La  contribución del mal llamado sexo débil  en esta esfera resulta decisiva en los propósitos de recuperar la producción de leche y carne, contribuir a la sustitución de importaciones y garantizar la soberanía y seguridad alimentaria en beneficio del pueblo y de la economía nacional.

Por estos motivos Alina Linares Vargas, jefa de la unidad Collante 2, en el municipio de Nueva Paz, posee vasto prestigio para exponer sus experiencias a otras que, como ella, laboran en el sector ganadero  como funcionarias o vinculadas directamente a la producción.

Esta vaquera con grandes aspiraciones y 25 años dedicados a la ganadería, tiene deseos de trabajar aun cuando sabe lo difícil que resulta la atención al rebaño. En esta mujer mayabequense no caben el ocio y la improductividad.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter