Isabel Herrera Brindis lleva 30 años ininterrumpidamente en el sector de la salud, hoy labora en la Sala de Rehabilitación de Nueva Paz. La también integrante del contingente Henrry Reeve confiesa que no tiene un límite de edad establecido para abandonar esta profesión: "Estaré toda la vida prestando este servicio humanitario".

 

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter