Los nicolareños como el resto de los cubanos nos hacemos eco de las palabras pronunciadas  por el canciller Bruno Rodríguez, de mantener firme nuestro compromiso con la unidad e integración latinoamericana y caribeña, para alcanzar el desarrollo y bienestar de los pueblos. 

Continuadores del legado del Héroe Nacional José Martí y del líder indiscutible de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, en esta isla el ser humano se ubica en el centro de la sociedad, y la igualdad y la solidaridad constituyen pilares importantes, al igual que la lucha contra la pobreza, el racismo y la dependencia.

Hoy, para la mayor de las Antillas constituye una prioridad la alianza con la Revolución Bolivariana de Venezuela ante las reiteradas amenazas imperiales.

Por ello, a 165 años del natalicio del más universal de los cubanos, su aspiración de integración latinoamericana avanza hoy, constatándose que la unidad de los pueblos es posible, si en ello prevalecen los principios del respeto mutuo, la cooperación desinteresada y la solidaridad.

Sobradas razones para reafirmar  “Por la unidad latinoamericana la máxima martiana de que “…los arboles han de ponerse en fila para que no pase el gigante de las siete leguas, porque…es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar en cuadro apretado como la plata en las raíces de los Andes”.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter