Imprimir

Nuestro tránsito por la vida recibe marcas indelebles, tanto desde la óptica individual como colectiva. Quienes trabajaron en esta radio y los que ahora están, hemos tenido la suerte de protagonizar momentos trascedentes junto a los oyentes. 

Cómo olvidar aquellos días en que transmitiendo como radio base comenzamos a dejar las primeras marcas sobre un camino, creciente y de amplio alcance, como árbol de profundas raíces que extiende cada vez sus ramas.

Después Radio Victoria de Girón cedió espacio a Radio Güines y otro capítulo de la historia comenzó a tejerse, como las expertas bordadoras que con manos diestras, saben cómo hacer en cada puntada o enlace.

Una programación que transitó hasta llegar a las 12 horas. Su calidad progresiva la condujo a codearse con las mejores plantas del país para convertirse en referente nacional.

Casi cuatro décadas de sacrifico y entrega, de elogios y premios, devino argumento suficiente para que, con la multiplicación de La Habana, la dirección del Partido decidiera otorgar carácter provincial a esta estación de radio.

Surgió así en el 2011 Radio Mayabeque. La historia de la radiodifusión en esta zona geográfica dio otro giro trascedente. Con el mismo personal y tecnología que poseía  Radio Güines, se asumió el reto de transmitir hacia 11 municipios, contribuir al fortalecimiento de la identidad del territorio más joven del país y a la vez, lo más complejo y llamativo, enamorar a la nueva audiencia.

Este 8 de enero de 2018, siete años después de habernos convertido en emisora provincial, los periodistas, artistas, personal administrativo y directivos tienen otra gran responsabilidad, extender las transmisiones a 24 horas.

Estaremos al lado de ustedes en la mañana, la tarde, la noche y la madrugada. Juntos apreciaremos los cambios en la programación, reestructurada con la salida al aire de nuevos espacios, concebidos desde la realidad mayabequense y pensando en ustedes.

Continuidad, respeto, entrega, sacrificio, calidad, resultados. Son muchos los epítetos que pudiéramos utilizar para definir este otro giro en la historia. Momento que reconoce y dignifica la calidad de un colectivo que tiene en sus trabajadores nutrientes excepcionales.

Comenzamos  a hacer realidad la nueva experiencia con la inspiración de aquellos jóvenes que enviaron la primera señal al espacio para dar vida a una radio base convertida en punto de partida, con la entrega de las sucesivas generaciones que aquí han laborado, también con los sueños y las esperanzas de quienes hoy hacen de radio Mayabeque una emisora puntera en el país.

Pero nada seríamos sin nuestros oyentes. Este colectivo de radialistas está convencido de que ustedes y nosotros seguiremos tomados de las manos haciendo la nueva radio, la que necesitamos, la que quería el Comandante eterno de la Revolución, Fidel, la que para siempre permanecerá en el corazón del pueblo.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: Editorial
Visitas: 194