Tengo la palabra

Vilma Espín es una de las grandes personalidades de la historia de la Revolución Cubana que dedicó su vida a luchar por la dignidad, la justicia y  la igualdad, mujer excepcional, demostración de pensamiento y conducta.

Cuba se erige bajo los principios de no renunciar jamás a la perfección de una sociedad justa, con apego a la verdad y comprometida con su pueblo.

Este 4 de abril la organización que representa a los jóvenes cubanos cumple 55 años de creada.

Con las mujeres siempre hay que contar. Ellas hacen gala de sus dotes  imprimiéndoles una dosis de amor, ternura, entrega y sacrificio al ajetreo diario en casa, en el centro de labor en el barrio y en cada espacio.

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones.

Por estos días es preciso hablar de amor, no solo hacia la pareja sino hacia todas las cosas. Cuánta magia existe en la sonrisa de un niño en brazos, en la mirada de una anciana, en la esquina de esa cuadra cuando conversas con tu vecina.