Cuba resplandece como flor auténtica de pétalos renovados, pero de iguales matices y aromas, la Revolución arriba a su cumpleaños 59. La dicha es inmensa porque cada página escrita desde entonces enaltece la obra de todos y es prueba de la resistencia  y el heroísmo de un pueblo fiel. 

Orgullo que multiplica el compromiso se respira en toda la Isla, confianza en el futuro, lealtad a los principios y convicción de que juntos seguiremos haciendo el camino.

59 años de verdadera libertad, de pleno goce, de terca cubanía, de espíritu rebelde, de intransigencia revolucionaria, de solidaridad y altruismo.

Cuba renace este primero de enero, en el que se evoca a aquel otro que nos dio la luz cuando todo era oscuro. Hatuey quemado en la hoguera, Mella hecho decoro, Abel irradiando luz y cinco hombres convertidos en héroes por la necedad de vivir sin tener precio, eso es Cuba.

Fidel en verbo y acción, Martí  en cada victoria, un pueblo desafiando el terror, la injusticia y construyendo la paz con sangre y sudor, con talento y voluntad.

Por eso Cuba resplandece y festeja estos 59 años de gloria, comienza a transitar la Revolución hacia el 60 aniversario con paso unido y  bien pensado, Cuba avanza con proa firme hacia el futuro y cada primer día de enero será otro año de Revolución Socialista.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter