Desde que Fidel bajó de la punta de la Sierra al campesino la tierra cubana le regaló.

Con su ejército logró esta libertad sin miedo sabiendo llevar el dedo sobre un gatillo especial.

Bajó el Himno Nacional de Perucho Figueredo.

Ay ay ayay mi bandera con su triangulo rojo cinco franjas y una estrella.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter