Imprimir

Fue del exilio a la Sierra, del desembarco al bautizo del fuego vivió el abismo en los días de la guerra. Miro la luz que se encierra en la libertad cubana y en su paso hacia la Habana sin mancha fea ni arrugas tiró al pueblo de Madruga a recibir la caravana.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: Canto al Comandante
Visitas: 317