La Habana - Una réplica de la gorra verde olivo del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fue donada este jueves al Museo de la Revolución, en La Habana,  por representantes del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba (MASCuba) y de la Unión de Residentes Cubanos en Argentina (Urca).   

La obra está hecha en metal, pesa 30 kilogramos, tiene casi 2 metros de largo y 60 centímetros de alto, refirió Alberto Mas, miembro de MasCuba,  quien explicó que la idea de  reproducir a gran escala la gorra que usaba el líder cubano con su habitual traje de campaña surgió en Buenos Aires durante una conversación entre amigos, con la presencia de Ramón Labañino, Héroe de la República de Cuba.

“En aquella charla ―hace casi un año y medio― Héctor Gutiérrez, coordinador de la Urca, propuso la iniciativa como homenaje a Fidel, y comenzaron los trabajos en la localidad de Carmen de Arico”, señaló Alberto Mas; también recordó que Mario Garabello, el artesano de la obra, empezó a materializar el propósito con el apoyo de trabajadores que donaron chapas metálicas.

“Aquí fue construido ―comentó― un andamio de 2 metros de alto, colocamos la gorra,  y desfiló en la marcha de este Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución José Martí, Para nosotros fue concretar un homenaje que representa el amor del pueblo argentino hacia Cuba, porque tenemos una historia en común, una vida en común”.

Para nosotros, Cuba se convirtió en la primera trinchera de resistencia frente al imperio norteamericano, por eso nuestro agradecimiento a la Revolución y nuestra decisión de hacer este homenaje, acotó.

En una sencilla ceremonia  Mario Garabello rubricó el acta de entrega de la obra recibida por José Andrés Pérez Quintana, director del Museo.

Participaron en el acto alumnos de la escuela primaria Fructuoso Rodríguez, del municipio capitalino de La Lisa.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter