Mayabeque, Cuba - Fidel fue un hombre de talla mundial, con una influencia real en el curso de la historia. Sin ninguna duda, Fidel Castro va a estar incluido por siempre en la historia de la humanidad.

El líder de la Revolución cubana se entregó por completo al servicio de su Patria, a su pueblo y a sus ideales. Ser consecuente con su pensamiento, valiente y una voluntad inquebrantable, determinó, precisamente, el carácter de su actividad y la simpatía a la obra de su vida.

En ocasión del segundo aniversario de la desaparición  del Comanante eterno de la Revolución Cubana, sugerimos escuchar la siguiente crónica del periodista Carlos Luis Molina Labrador.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter