Imprimir

La existencia de Mercedes Palenzuela Ortiz ha sido buena, todo lo que se propuso lo logró por su amor a la vida y su vocación laboriosa. La Revolución le permitió hacer útil su virtud, ser uno de los tantos héroes y heroínas de la Campaña de Alfabetización que convirtió a Melena del Sur en el primer territorio libre de analfabetismo en Cuba y Latinoamérica.

Sin embargo, para ella lo que convierte en especial lo vivido es haber llenado sus ojos  y su corazón tres veces con la presencia de Fidel durante los días previo a la campaña en la preparación de la misma.

De aquellos encuentros  recuerda conocer de primera mano lo particular de tres cualidades de las muchas que convierten en inolvidable al Comandante: su confianza en los jóvenes, su preocupación por ellos y su fabulosa memoria.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Categoría: Fidel, la huella eterna
Visitas: 315