Cuba_ Los santiagueros protagonizarán, el venidero 4 de diciembre, una peregrinación de homenaje al líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, al cumplirse un año de que sus cenizas fueran depositadas en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia, de esta ciudad, publica Cubadebate. 

La masiva marcha partirá a las siete de la mañana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, último sitio que acogió los restos del Comandante en Jefe, y transitará la Avenida Patria hasta la necrópolis.

En Santa Ifigenia, el pueblo rendirá tributo a Fidel ante el monolito que atesora sus cenizas, cerca del Héroe Nacional de Cuba, José Martí; de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria; y de Mariana Grajales, la madre de todos los cubanos.

Jorge Luis Díaz Velázquez, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en el municipio de Santiago de Cuba, dijo que tras la presidencia encabezará la peregrinación un bloque integrado por unos cinco mil jóvenes y trabajadores de diversos sectores de la vida socioeconómica del territorio.

Luego les seguirán, agregó, alumnos y profesores de las universidades de Ciencias Médicas y Oriente, escenario de luchas de la juventud revolucionaria antes de 1959, con 70 años de creada y donde el Comandante en Jefe intercambió con docentes y educandos en varias oportunidades.

Después marcharán estudiantes de todas las enseñanzas y trabajadores organizados por sus sindicatos, a los cuales se unirán amas de casa y jubilados para honrar al líder revolucionario.

Díaz Velázquez recordó el extraordinario vínculo afectivo, histórico y político mantenido siempre por los santiagueros y su legendaria ciudad con Fidel, quien volvió definitivamente a Santiago de Cuba, el baluarte más firme de la Revolución, como la calificara él mismo en una ocasión.

Esta tierra se siente bendecida y el pueblo muy honrado de cuidarlo, de trabajar con dedicación y ser más patriota cada día para engrandecer y continuar la obra tan digna que nos legara, destacó el dirigente político.

En estos días en que se cumple un año de su desaparición física, los santiagueros lo han recordado con variadas acciones, como talleres y conversatorios para valorar la magnitud de su vasta obra en beneficio del pueblo y de las virtudes que forjó, sobre todo, en las nuevas generaciones.

Con profundo sentimiento de amor y respeto hablan de Fidel niños, jóvenes, mujeres, hombres y ancianos, aún con lágrimas en los ojos y nudos en la garganta, pero en presente, como si estuviera vivo y guiara para seguir adelante con su ejemplo, aliento y magisterio.

Compartir / Share

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter