La ciencia en Cuba con rostro de mujer

Más del 70 por ciento de los médicos cubanos son mujeres. Foto: Prensa Latina

La Habana, Cuba: Cuba cuenta en con más de 45 mil mujeres que trabajan en diferentes ramas científicas y protagonizan hoy importantes hitos en estos campos.

Cuando el mundo entero celebra esta jornada el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia con un llamado a estrechar la brecha de género en el sector, la isla caribeña presenta indicadores como que el 53 por ciento de todos los académicos (más de 86 mil), son féminas.

Además, representan más del 70 por ciento de los médicos cubanos.

Entre las más reconocidas figura Rosa Elena Simeón, quien dirigió el combate a la fiebre porcina africana.

De los nombres más conocidos entre las científicas está Concepción Campa, líder de la investigación para desarrollar la única vacuna con eficacia probada en el mundo contra la meningitis B y C.

A estas investigadoras se suman Beatriz Marcheco del Centro de Genética Médica; Martha Ana Castro, del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí; y Mayra Hernández, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Materiales.

Las tres recibieron en 2017 el premio Sofía Kovalievskaia, conferido por la Fundación que lleva el nombre de la célebre científica y feminista rusa del siglo XIX.

Ante la llegada de la pandemia de Covid-19, muchas mujeres demuestran su valía.

Ocho académicos cubanos fueron seleccionados en 2020 para participar en el Panel Internacional de expertos como Grupo Asesor para el enfrentamiento de la Covid-19 en el mundo, de ellos, dos son féminas.

Tania Crombet, directora clínica del Centro de Inmunología Molecular; y Guadalupe Guzmán, titular de investigación y diagnóstico del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Al IPK pertenece también la doctora Sonia Resik, jefa del departamento de virología y destacada por los aportes a la investigación sobre la poliomielitis en Cuba.

Una mujer que cada una de sus publicaciones en Twitter sobre las vacunas Soberana 01 y Soberana 02 contra la Covid-19, se hace noticia, es Dagmar García, directora de investigaciones del Instituto Finlay.

Figura entre las líderes del proyecto de desarrollo de la vacuna conjugada contra neumococos, y ha recibido en tres ocasiones el Premio de la Academia de Ciencias de Cuba.

En el empeño por lograr candidatos contra la actual pandemia, resaltan la doctora Marta Ayala, directora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) que labora en las propuestas Mambisa y Abdala.

Se suma a ella, la doctora Miladys Limonta, gerente del proyecto vacunas Covid-19 del CIGB.

Muchas son y fueron las mujeres que trabajan junto a cientos de hombres en cada sector de la ciencia cubana.

Una prueba de que el viejo refrán: “Detrás de cada hombre hay una gran mujer”, necesita un cambio de posición para ponerlas al lado, y a veces, delante. (IVP)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML