El ordenamiento y el humanismo

Más allá de lo económico hay un basamento humanista en el ordenamiento. Foto: Radio Reloj

La Habana, Cuba: Los cambios que trae la Tarea Ordenamiento constituyen la transformación socio-económica más profunda realizada en Cuba desde el triunfo de la Revolución.

Casi sin darnos cuenta, somos protagonistas de modificaciones que tienen hondas repercusiones en la vida del país, hoy y mañana. La devaluación del peso es una medida inédita en la historia económica nacional, pero muy diferente a decisiones similares aplicadas lejos de nuestras fronteras.

En primer lugar, las autoridades han demostrado estar atentas a cada opinión para corregir el tiro siempre que sea posible y sin desvirtuar los objetivos del ordenamiento.

Es que el proceso es tan colosal y profundo que resulta imposible prever las cosas al detalle y eso es lo que se está haciendo ahora sobre la marcha para que los efectos negativos sean los mínimos posibles.

Una gran diferencia

Las políticas de ajuste económico al uso en el mundo neoliberal siempre significan graves fracturas sociales y muchos perdedores.

De un día para otro, el gobierno decreta una devaluación monetaria, quiebran empresas, la gente pierde el empleo y la pobreza se desboca. Nadie se ocupa de atender el reclamo de determinado sector social y mucho menos de proteger a los vulnerables.

En ese enfoque justamente está la diferencia del ordenamiento que aquí se lleva adelante y donde las autoridades están con el oído pegado a la tierra.

A pesar de los cambios tan drásticos que vive la economía nacional se hacen malabares para que el perjuicio social sea el mínimo y cuando eso ocurre, el Estado se empeña en socorrer a los necesitados. Es la confirmación de que más allá de lo económico hay un basamento humanista en el ordenamiento. (IVP)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML