Denuncian provocaciones contra proyecto de gasoducto ruso Nord Stream 2

Gasoducto Nord Stream 2 que se construye en el fondo del mar Báltico.
Gasoducto Nord Stream 2 que se construye en el fondo del mar Báltico

Berlín: La empresa operadora del gasoducto Nord Stream 2 que se construye en el fondo del mar Báltico denunció que las actividades de índole provocadora de buques de guerra, barcos comerciales, aviones y un submarino ponen en riesgo los trabajos de instalación y podrían provocar una avería en la propia infraestructura, según declaró el director de la filial de la compañía Nord Stream, Andréi Minin.

Este alto ejecutivo destacó que un submarino no identificado pasó en superficie a menos de una milla náutica de la barcaza Fortuna el pasado 28 de marzo. Esa nave lleva a cabo el trazado del gasoducto y sus cuerdas de anclaje se extienden a más de esa distancia, con lo cual el sumergible pudo estropear todo el sistema de posicionamiento de anclas y averiar la propia tubería.

Al día siguiente, un buque de combate de la Marina de Polonia con el número táctico 823 maniobró junto a la misma barcaza y, para evitar posibles peligros, la parte rusa tuvo que mandar a la zona al barco de mantenimiento Spasatel Kárev, que navegó en paralelo a la nave polaca.

En la madrugada del 30 de marzo se localizaron dos objetos flotantes cerca de la barcaza: uno se dirigió directamente hacia el Fortuna, sin responder a los llamamientos por los canales de radio, así que los marineros se interpusieron en su camino, encendieron los proyectores de a bordo y descubrieron que se trataba de un pesquero, que cambió de rumbo sin establecer contacto radiofónico; por su parte, la otra nave se alejó sin ser descubierta.

La realización de proyectos como Nord Stream 2 implica el establecimiento de una zona de seguridad de 1,5 millas a la que no pueden ingresar embarcaciones no relacionadas con los trabajos, ha recordado Minin.

A juicio de Andréi Minin, el incidente más peligroso y que anticipó los siguientes tuvo lugar el 22 de febrero, cuando los barcos tendían la tubería al sur de la isla danesa de Bornholm: un pesquero polaco, posteriormente identificado como SWI-106, ingresó en el área protegida y no contestó a las comunicaciones por radio en múltiples ocasiones.

Cuando el barco de mantenimiento Vladislav Strizhov salió para expulsarlo de esa zona, el pesquero lo embistió y, solo después, se conectó por radio y asumió su culpa en el accidente. Esa maniobra provocó que la parte rusa presentara una nota de protesta marítima a través del Consulado de Rusia en Alemania.

El avión antisubmarinos polaco PZL-Mielec М-28В1 con frecuencia se aproxima y vuela a baja altura cerca de la barcaza del proyecto y el entorno en el que trabaja, según ha destacado Minin en rueda de prensa.

Estas provocaciones fueron obviamente planeadas y preparadas, tanto con el uso de los pesqueros como con buques de guerra, submarinos y aviones, con el fin de socavar la realización del proyecto, así que Minin considera que se trata del primer caso sin precedentes en la historia de un comportamiento coordinado de ese tipo. (IVP)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML