La complejidad aumenta con la variante Delta

Cuba marcó la pasada semana su récord de pacientes en salas de terapia intensiva.
Cuba marcó la pasada semana su récord de pacientes en salas de terapia intensiva. Foto: MINSAP

Mayabeque, Cuba: Durante todo el inicio de la pandemia, Cuba mantuvo cifras muy bajas de la prevalencia del nuevo coronavirus. Sin embargo, en el último mes de junio y en lo que va de julio las estadísticas de la mayor de las Antillas indican que nuestro país ha dejado ser una excepción respecto al mundo.

Según el director de Vigilancia en Salud y del Centro de Dirección Ministerial, del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Lorenzo Somarriba López, en la actualidad influyen tres factores que motivan un aumento considerable de los casos en todo el territorio nacional: la dispersión de cepas importantes como la Delta;  la baja percepción del riesgo en algunos sectores de la población; la disminución de los niveles de exigencia por parte de las autoridades de hacer cumplir las medidas y protocolos establecidos.  

Este fenómeno también afecta a otros países de la región que durante el primer año desde el inicio de la pandemia mantenían números muy bajos de prevalencia del virus en sus territorios.

El especialista detalló igualmente que el Centro de Dirección Ministerial del Minsap recopila y analiza diariamente la situación mundial a través de los datos ofrecidos por la plataforma Worldometer,  un sitio web de referencia que proporciona estimaciones y estadísticas en tiempo real sobre el comportamiento de la pandemia en cada uno de los países del orbe.

En cuanto al total de casos activos desde el inicio de la pandemia, la nación antillana se ubicaba hasta el pasado domingo 11 de julio en el puesto 77 con 238 mil 491 pacientes contagiados con la enfermedad; mientras que en el total de decesos, escalaba el puesto 98, con mil 537 fallecidos por complicaciones relacionadas con el SARS-COV-2.

Del total de casos activos, el territorio nacional contabilizaba 32 mil 144, por debajo de territorios de similar población en la región como República Dominicana, Costa Rica y Bolivia. Pero en la pasada semana el número de pacientes por millón de habitantes ubicaba a nuestro archipiélago en el puesto número 12 del mundo, por encima de naciones como Argentina, España, Panamá y Brasil.

El director de Vigilancia en Salud, destacó que, pese al lamentable incremento de las muertes a causa de la epidemia, la mortalidad de Cuba  referente al mundo se mantiene a niveles muy bajos con un 0.64 por ciento de fallecidos respecto al total de enfermos, contra el 2.16 por ciento en el mundo y el 2.62 por ciento en Las Américas. Del mismo modo, con 186 decesos totales y 14 por cada millón de habitantes, en la última semana el país se ubicaba en ambos indicadores en el lugar 32.

“Aunque la letalidad es baja, el actual número de fallecidos nos duele”, expresó el ministro de Salud Pública, Dr. José Angel Portal Miranda, dijo, además, que países europeos e Israel que mantenían un control elevado de la pandemia y altos porcentajes de vacunación  expresan mayores números de contagios y fallecidos, lo cual evidencia la magnitud del virus en el orbe.

Cuba marcó la pasada semana su récord de contagios diarios, casos activos y pacientes en las salas de terapia intensiva desde el inicio de la pandemia, lo que ha hecho saltar las alarmas, así como el establecimiento de mayores medidas para controlar el comportamiento de esta enfermedad en el territorio nacional. Llamar a la responsabilidad colectiva e individual es cada vez más necesario. Cumplir con las medidas establecidas es tarea de todos. (IVP)

0 0 0
Tomado de MINSAP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML