Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en la Sesión Plenaria celebrada por el Comité Conjunto de Instituciones Cívicas Cubanas, en el salón de actos del Colegio Médico Nacional, el 16 de marzo

Pocas veces, en los dos meses y medio largos que llevamos en estas faenas de dirigirle la palabra al público, me he podido encontrar con una tarea más difícil que la de esta noche, precisamente, por la complejidad del auditorio.

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en la universidad central Marta Abreu, de Santa Clara, Las Villas, el 15 de marzo de 1959

Esta es ya una verdadera dificultad de los mítines públicos, que cuesta mucho trabajo hacerse oír, por dos razones: porque parece que estábamos acostumbrados a los actos de antes, que venían muy pocas personas, y ahora son tantas que no alcanzan por lo general los altoparlantes con que organizar las concentraciones multitudinarias que se están llevando a cabo después del triunfo de la Revolución;

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en el estadio universitario, el 13 de marzo de 1959

Ciudadano Presidente de la República;
Familiares de los mártires de la Revolución;
Compañeros revolucionarios;
Señoras y señores:

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en el aniversario del ataque al Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1959

Casualmente hubo aquí un orador que dijo que él no era yo (RISAS), casi hasta dio a entender que yo hablaba mucho (RISAS). Yo creo que al compañero Camilo Cienfuegos le pasó como a Sansón, desde que se peleó ha perdido un poco de fuerza (RISAS), y el sombrero… Ya no lo veo ni peludo, ni con sombrero. Además, no le pidió permiso a nadie para pelarse (RISAS). Ahora, eso sí, le queda mucha vergüenza, porque miren qué colorado se puso (RISAS).

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en la concentracion celebrada en la avenida de Michellson, en Santiago de Cuba, el 11 de marzo de 1959

Orientales:
Había estado ya varias veces en Santiago de Cuba después del primero de enero. Los santiagueros me preguntaban cómo era que yo pasaba por Santiago de Cuba y no les avisaba, por qué no me detenía en Santiago de Cuba a hacerles la visita, y yo les respondía siempre: estoy trabajando.

Discurso pronunciado en el resumen de la Asamblea Extraordinaria de los empleados de la Compañía Cubana de Teléfonos, para respaldar las nuevas tarifas telefónicas y la intervención, efectuada en el Teatro de la CTC, el 6 de marzo de 1959

Compañeros telefónicos:
Ya sabemos que estos tiempos son difíciles… (EXCLAMACIONES DE: («¡No se oye!») Sí, ustedes me van a oír si guardan silencio.

Discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en el acto de su toma de posesión como primer ministro, efectuado en el Palacio Presidencial, el 16 de febrero de 1959

Honorable señor Presidente;
Compañeros ministros;
Señores periodistas:

Discurso pronunciado por el Doctor Fidel Castro Ruz, Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, en la sesión almuerzo del Club de Leones de La Habana, en el salón Caribe, del hotel Habana Hilton, el 14 de febrero de 1959

Señor Presidente;
Señores dirigentes y señores miembros del Club de Leones de La Habana:

Custom HTML