Una caravana de hombres sonrientes, victoriosos y valientes

El 8 de enero de 1959, marcó una pauta en la historia de Cuba y del mundo entero. Una caravana de hombres sonrientes, victoriosos y valientes hacía entrada a La Habana, mostrándose como ejemplo universal. En ese minuto, no pretendían serlo, más que para ellos mismos, no buscaron lauros ni gloria, sólo se regocijaban por haber cumplido el objetivo que durante tantos y tantos años habían perseguido.

Custom HTML