Un hombre impresionante (+ Audio)

Al Comandante le encantaba conversar con los niños. Foto: Juventud Rebelde.

Mayabeque, Cuba: Para Ana Elena López Fleita ser maestra es su pasión. Muchas veces al ejercer su labor la sorprendía el más querido de todos los cubanos, nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, quien en los recorridos por la zona llegaba a la comunidad El Rubio. Allí visita la escuela Rolando Valdivia Fernández, hoy un centro mixto del sector educacional en el territorio.

Para Ana Elena Fidel Castro era un hombre impresionante: “Era alto, me saludó, me dijo que yo era muy joven que cómo había sido mi formación profesional, porque había escogido esa profesión,  fue corta la conversación pues después él se dirigió a los niños”.

“A los alumnos le preguntó el grado, que asignatura estaban dando, revisó varias libretas y los elogió por las letras bonitas, por no tener errores ortográficos, los exhortó a que continuaran así, con un carácter que al inicio te parece que es severo, pero cuando conversaba era carismático, decía cosas graciosas para que las personas se sintieran relajadas”, continúa contando la maestra.

“Al Comandante le encantaba conversar con los niños, compartir con ellos, los niños le preguntaban y él respondía cómo fue su pasaje en la Sierra, cómo se organizó el Ejército Rebelde, todos querían saber”.

Tener la oportunidad de conocer a Fidel  fue una experiencia que Ana Elena jamás podrá olvidar, vivencias que serán historias para contarles a sus hijos y nietos. (IVP)

0 0 0
Liliany Ceballos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML