7 tips para disfrutar un invierno saludable

Disfrutar de un invierno saludable
Disfrutar de un invierno saludable. Foto: Granma.cu.
  1. Mantener y reforzar los hábitos de higiene: En invierno, los virus que causan enfermedades respiratorias circulan con mayor frecuencia, por lo que la tasa de contagio aumenta al permanecer en ambientes cerrados y mal ventilados. Una de las recomendaciones básicas para mantenerte sano es lavarte las manos y reforzar los hábitos de higiene.

Además, se debe tapar la boca al momento de estornudar o toser para evitar la propagación de los gérmenes. Asimismo, evitar tocarse los ojos, la boca y nariz.

  1. Evitar cambios bruscos de temperatura: Entrar y salir de ambientes con climas extremos es perjudicial para la salud. Por eso, se debe tomar en cuenta que la temperatura de la vivienda o de la oficina debe estar en torno a los 22º C, y es aconsejable ventilar periódicamente los ambientes.

3.- Estar atentos a la protección del hogar: El invierno es la estación donde ocurren más incendios en casa. Por eso, a los miembros de la familia se les debe enseñar qué hacer en casos de accidentes domésticos.

4.- No desatender la protección solar: En invierno, los rayos solares sí pueden quemar la piel, por eso es importante cuidarla con algún protector solar, especialmente aquellos que practican deportes, actividades al aire libre o en lugares con alto reflejo de los rayos del sol.

5.- Reforzar el cuidado de la piel: Durante esta época del año, la dermis lucha contra los efectos del frío y los cambios bruscos de temperatura. Para afrontar estas variables es aconsejable hidratar, proteger y nutrirla, para evitar descamaciones y grietas.

6.- Cuidar de la alimentación: En invierno, el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío, lo cual puede provocar un aumento de peso durante la temporada. Para evitar esta situación, mantén los horarios de alimentación, modifica la temperatura de las comidas con alimentos tibios y añade a la dieta una variedad de frutos secos.

7.- Aumentar la ingesta de vitaminas: Para combatir los malos efectos del invierno es necesario aumentar la ingesta de alimentos que contengan vitaminas A, C Y D (cítricos, verduras de hoja, lácteos, entre otros). Recuerda que la vitamina A evita la resequedad del cutis y las grietas en los labios. Por su parte, la vitamina C ayuda a aumentar las defensas y a prevenir resfriados. (LHS)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML