Lucha contra el racismo aviva arte callejero en el mundo

Lucha contra el racismo en el mundo.
Lucha contra el racismo en el mundo. Foto: Prensa Latina.

La Habana, Cuba: A un mes del crimen, la imagen del afroamericano George Floyd, asesinado por el oficial de policía blanco Derek Chauvin el pasado 25 de mayo en Mineápolis, reavivó al movimiento Black Lives Matters (BLM), publica Prensa Latina.

En las últimas semanas, esa tragedia impactó con igual énfasis en la gráfica de Estados Unidos y el resto del mundo.

Desde las calles, el graffiti cual expresión artística más contestataria, inunda varias ciudades de la nación norteña, entre ellas la propia Mineápolis, donde los creadores Greta McLain, Xena Goldman y Caden Herrera concibieron un santuario visual en homenaje a Floyd justo en el lugar del crimen.

Su rostro monocromático emerge para impedir que la ciudad olvide la injusticia y clama por el fin del presente racista en el país que alberga réplicas del llamado street art en Los Angeles, Oakland, Dallas, Seattle, Tennessee, Cincinnati, Denver y Houston.

Lo mismo aparece con un halo angelical, rodeado de girasoles o expresando su lamento convertido en consigna: I Can’t Breathe (No puedo respirar).

Por su parte, las calles neoyorquinas también exhiben intervenciones bajo el lema El color de la piel no es un crimen, que denuncian otras muertes de los afroamericanos Breonna Taylor, Elijah McClain y Eric Garner, a consecuencia de la brutalidad policial.

La ola de protestas generadas por el homicidio de Floyd figuró entre los titulares de medios de comunicación como el diario británico The Guardian, cuya versión digital dedicó un dossier fotográfico donde expone cómo el arte callejero respalda el activismo a nivel global.

Así en Europa, la lucha contra la discriminación ocupa a naciones del continente como Francia, Italia, Reino Unido, España, Alemania y Bélgica, donde los grandes murales despliegan mensajes de apoyo al BLM y rinden tributo a Floyd en medio de la cuarentena impuesta por el nuevo coronavirus.

Sobresale el retrato del ícono afroamericano junto a los reconocidos defensores de los derechos civiles Malcom X, Martin Luther King, Ángela Davis y el líder soviético Vladimir Lenin, realizado por un colectivo de artistas en la ciudad italiana de Nápoles.

También, los restos del histórico muro de Berlín, conocido como el Louvre del arte callejero, da cabida a un graffiti con el rostro del norteamericano y el llamado a salvar su nombre mientras los colores del movimiento antirracista llenan avenidas en Glasgow, Milán, Belfast, Barcelona o Manchester.

De hecho, el fenómeno cuyo epicentro se marca en Estados Unidos trascendió sus fronteras para instalarse en África y el Medio Oriente, dos de los territorios más abatidos por las prácticas incivilizadas y la explotación de sus habitantes por motivos raciales.

Desde Kenya, Palestina o Pakistan se registraron expresiones artísticas a favor de la comunidad de afrodescendientes y en recordación a Floyd, cuya figura esbozó el artista Aziz Asmar junto a un No al racismo entre las ruinas de un edificio destrozado por la guerra en Siria. (BSH)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML