Dualidad monetaria distorsiona la economía y su flexibilización (+ Audio)

Todas estas distorsiones deben solucionarse con la unificación monetaria y cambiaria en marcha. Foto: Archivo

La dualidad monetaria y cambiaria provoca distorsiones en la economía y limita la flexibilización, tanto en los métodos de formación de precios como los otorgamientos de facultades al sistema empresarial.

De las principales distorsiones de la dualidad monetaria y cambiaria explica la directora de la política de precios, del Ministerio de Finanzas y Precios, la Máster en Ciencias, Margarita de la Caridad Acosta, que reconoce entre las principales la compleja formación de precios, tanto mayoristas del sector agropecuario como minoristas.

“La actual tasa de cambio para las relaciones entre entidades, que sabemos que en 1 USD = 1 CUC = 1 CUP impide que los precios midan de manera objetiva los hechos económicos. Esto desestimula  al empresario tanto por las exportaciones como las producciones que sustituyen  importaciones, distorsionan los cálculos de los costos y los gastos por que están expresados en uno por uno,  que a su vez están por encima de los precios de los referentes internacionales, esto incide en la ineficiencia que hoy existe también en nuestras empresas”, argumentó la directora de la política de precios, del Ministerio de Finanzas y Precios.

La formación de precios está mayoritariamente aislada de los mercados externos que se sustentan en métodos de gastos lo que posibilita cubrir ineficiencias y trasladarlas a la economía sin que sea visible tanto por razones estructurales, tecnológicas, de insuficiencias en los registros contables y la no implementación de sistemas de costos y otras irregularidades.

“Con el tipo de cambio de uno por uno, que  es para las relaciones entre entidades, por lo general, el precio del producto importado es inferior al nacional. Por eso hemos escuchado que muchas veces es preferible importar que producir en Cuba. Pero esta tendencia tiene que disminuir y es lo que indica la máxima dirección del país. Tenemos que apelar a que con nuestros propios esfuerzos, con los recursos que tenemos, hay que buscar reservas de eficiencia, hacer uso de la ciencia, de la técnica y todo ello incluye propiciar el incremento, el aumento de nuestras producciones nacionales y nuestros servicios de manera tal que logremos mayor diversificación en la medida de lo posible. ¿Y qué cosa importar? Lo imprescindible.

Otra distorsión está relacionada con la comercialización de productos iguales con precios mayoristas diferentes debido  a la existencia de dos mercados: uno en pesos y otro en CUC. Todas estas distorsiones deben solucionarse con la unificación monetaria y cambiaria en marcha. (IVP)

0 0 0
Hilia Tamayo Batista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML