Cuba apuesta por mayor cantidad de cultivos biotecnológicos

Cuba apuesta por mayor cantidad de cultivos biotecnológicos.
Cuba apuesta por mayor cantidad de cultivos biotecnológicos. Foto: Radio Habana Cuba.

Mayabeque, Cuba: Un profundo análisis sobre el comportamiento de la producción del maíz híbrido transgénico con semilla nacional y la soya en el periodo 2019-2020, concluyó con éxito en Mayabeque, como parte del Primer Taller Nacional “Producción de cultivos biotecnológicos de maíz y soya en Cuba”.

En el encuentro se intercambiaron experiencias entre productores de referencia vinculados a la siembra de cultivos biotecnológicos en el país, mientras se presentaron las estrategias que permitirán incrementar dichos cultivos a mediano, corto y largo plazo.

Las sesiones de trabajo abordaron aspectos relevantes en el desarrollo del maíz híbrido transgénico cubano, la situación actual y perspectivas de la producción de maíz y soya en Cuba.

También ofrecieron una actualización sobre regulaciones relativas a los cultivos genéticamente modificados, las potencialidades del uso de bioproductos en esas plantaciones; así como el impacto y uso de la mecanización en la cosecha y postcosecha de la gramínea, entre otros temas.

Asimismo, trascendió que la biotecnología cubana logra un notable aporte económico a través de las exportaciones y la sustitución de importaciones. Por ello se encuentran registrados más de 170 productos en 57 países y transcurre la comercialización en más de 40 naciones.

Otro de los objetivos del Taller fue ofrecerles la oportunidad a organismos y empresas implicadas de exponer los resultados y dificultades que enfrentaron, así como posibles vías de solución; pensando siempre en la soberanía alimentaria de la nación.

Para el venidero año se pretende crear un programa de semillas, definir áreas y un paquete tecnológico optimizado, a partir de los bioproductos e insumos nacionales.

Asimismo, se aspira a incentivar el fortalecimiento de la industria para el procesamiento de la soya, tanto a nivel industrial como a escala local, lo que posibilitaría el cierre de ciclos con la producción de proteína animal.

En el evento intercambiaron un centenar de participantes, incluidos los campesinos que protagonizaron el primer año de experiencia del proyecto de extensión de la variedad cubana de maíz híbrido transgénico en Sancti Spíritus, Matanzas, Villa Clara y Ciego de Ávila.

Estaban presentes también los creadores del híbrido cubano, científicos, reguladores, expertos y decisores de distintas instituciones y entidades cubanas. (YDG)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML