El deporte cubano durante el 2020

El deporte cubano durante el 2020. Foto: Prensa Latina.

El deporte cubano no pudo alcanzar grandes logros en 2020 a causa de una limitada participación internacional por la pandemia de la COVID-19, aunque tuvo destellos en lucha y béisbol y prosiguió la preparación olímpica.

A principios de año, los gladiadores aseguraron 10 boletos para Tokio en el Preolímpico de Ottawa, Canadá, la isla elevó a 12 sus clasificados en el centenario deporte, dos más que en Río 2016.

La división de los 130 kg, estilo greco, ya garantizó su cupo, donde Mijaín López buscará en la capital japonesa la hazaña de conseguir su cuarto título, que lo convertiría en el luchador más laureado en la historia olímpica.

Cuba cerró el año con 41 clasificados para Tokio 2020 en 11 deportes, con mayor presencia en atletismo 14, lucha 12, tiro 5 y el canotaje 4.

En medio del enfrentamiento a la COVID-19, cancelaron casi todo el calendario de competencias, los deportistas se prepararon en sus casas. Y en deportes como el taekwondo, ajedrez, pesas y en carreras como Marabana compitieron de manera virtual.

Los comprometidos, con cita olímpica, se concentraron en bases de entrenamiento en provincias donde las afectaciones por la pandemia eran mínimas, y desde septiembre alrededor de un centenar se concentraron en los principales centros de alto rendimiento del país con la mirada en Tokio.

El béisbol continuó apostando a los fichajes en ligas extranjeras, los cuales se ampliaron en Japón y se extendieron a algunas ligas del Caribe.

Varios jugadores interrumpieron incluso su presencia en la Serie Nacional Cubana, único campeonato nacional celebrado por las restricciones ante la COVID-19, al firmar contratos en las ligas profesionales de México, Venezuela y Nicaragua.

Los mayores aplausos se los llevaron los fichados en la principal liga de Japón, Moinelo rubricó su mejor campaña, siendo líder en Hold Points y terminó con cifras notables en ponches por entrada y promedio de limpias, que lo llevó a disputar el premio del Jugador Más Valioso.

Otros sobresalientes en Japón fueron: Raidel Martínez, Dayán Viciedo, ganador del Guante de Oro, y el jardinero Leonys Martin, cuarto en jonrones, con  25.

En la Liga Profesional de Corea del Sur, José Miguel Fernández se llevó el liderazgo en  hits, y estuvo entre los primeros en average, mientras en México, Erisbel Arruebarruena tuvo una fugaz aparición a causa de su diezmada salud, aunque sobresalió con 10 jonrones en 29 partidos y promedio de 333.

El voleibol dio otro paso en la contratación de figuras. Unos 20 jugadores se insertaron en ligas extranjeras con el aval de la Federación Cubana, esta vez a algunas muy prestigiosas de Europa como las de Italia y Francia, mientras que el talentoso Miguel Ángel López fue fichado por el afamado Sada Cruzeiro de Brasil.

Como parte de la estrategia del desarrollo del deporte cubano, la Asociación de Fútbol de Cuba,  incluyó en su registro a cinco futbolistas que residen en el exterior, incluidos Onel Hernández y Marcel Hernández, siguiendo los pasos de disciplinas como el voleibol, el béisbol y el balonmano.

Jasiel Rivero sobresalió con el San Pablo Burgos en el baloncesto de España, donde hizo historia al llegar hasta semifinales en la Liga ACB y se llevó el título en la Liga de Campeones, el segundo torneo de mayor nivel de ese deporte en Europa después de la Euroliga.

A finales de año se efectuaron encuentros élites en boxeo, lucha y judo, deportes esenciales para Tokio, y la Serie Nacional de Béisbol, único certamen nacional que se disputó, se ha desarrollado sin grandes contratiempos con medidas sanitarias especiales y sin público.

No obstante, fue imposible evitar el azote de la COVID-19, y más de tres meses después de su puesta en marcha, se detectaron más de una decena de positivos en el equipo de Industriales.

La paridad ha caracterizado la serie, en la que 8 de los 16 equipos avanzan a los playoffs, y en el orden individual han destacado jóvenes como César Prieto y veteranos como Frederich Cepeda.

Prieto, de 21 años y puntal de Cienfuegos,  es la sensación del torneo, al destrozar los récords de más partidos consecutivos pegando de hit. Además es líder en promedio ofensivo, 406 y dobles, 21.

Aprovechando el parón por la COVID-19, el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) rescató durante el año varias instalaciones deportivas a lo largo y ancho de la toda isla. (LHS)

0 0 0
Edilsa Hernández García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML