60 años de la caída de un águila

Monumento a las víctimas del Maine. Foto: Prensa Latina.

Mayabeque, Cuba:  Un día como hoy, hace 60 años, Cuba decidió retirar el águila imperial, símbolo de Estados Unidos, del monumento a las víctimas del Maine, tras romper Washington las relaciones y ante una invasión bélica inminente.

En 1925 el gobierno de Alfredo Zayas inauguró el monumento dedicado a las víctimas del Maine, frente al Malecón capitalino, en recordación de los 266 marinos que perdieron la vida.

En la parte superior de la estructura, un águila calva permanecía con las alas extendidas como símbolo de la presencia de Estados Unidos.

Un año más tarde un ciclón en La Habana derrumbó el ave de bronce y parte del enclave, por lo que se construyó una nueva águila con un diseño diferente de las alas para enfrentar mejor la fuerza de los vientos.

Las relaciones entre ambos gobiernos cambiaron tras el triunfo revolucionario de 1959 debido a las amenazas, medidas coercitivas y agresiones de Estados Unidos contra los principales objetivos económicos-sociales del pueblo cubano.

La administración de Dwight Eisenhower (1953-1961) suspendió la cuota azucarera cubana para el mercado estadounidense, mientras que firmas norteñas detuvieron el suministro y procesamiento de petróleo, ejemplos de acciones que deterioraron los vínculos.

A días de entregar el mandato presidencial, el republicano rompió relaciones con La Habana, el 3 de enero de 1961, y posteriormente restringió los viajes de sus ciudadanos a Cuba.

Según recuentos históricos, fue un momento tenso porque el gobierno revolucionario conocía además sobre los preparativos de una inminente invasión al territorio nacional por fuerzas mercenarias organizadas y financiadas por Estados Unidos.

En ese contexto, el 18 de enero se acordó quitar del monumento del Maine al águila imperial y los bustos de tres políticos estadounidenses que acompañaban la estructura.

Las figuras representaban al presidente William McKinley, quien declaró la guerra a España, Leonard Wood, gobernador de Cuba durante la primera ocupación estadounidense, y Theodore Roosevelt, artífice de la política del Gran Garrote contra América Latina.

Sin embargo, los símbolos no se retiraron hasta el 1 de mayo de ese mismo año, pocos días después de la victoria cubana frente a la invasión de Playa Girón, hecho conocido como la primera gran derrota del imperialismo estadounidense en América. (IVP)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML