Cuba ratifica disposición de cooperar con Estados miembros de Unión Económica Euroasiática

Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Intervención de Miguel M. Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba, en la Videoconferencia del Consejo Supremo Económico Euroasiático, el 21 de mayo de 2021, “Año 63 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)

Excelentísimo señor Kassym-Jomart Tokayev, presidente de la República de Kazajstán;

Excelentísimo señor Nursultán Nazarbayev, Presidente Honorario del Consejo Supremo de la Unión Económica Euroasiática;

Excelentísimos Jefes de delegaciones de los países miembros del Consejo Supremo Económico Euroasiático:

Agradezco sinceramente la invitación de Kazajstán como Presidente Pro Témpore de la Unión Económica Euroasiática para participar en esta importante reunión, la primera a la que tengo el honor de asistir después que fuese aprobado el estatus de Observador para mi país el 11 de diciembre de 2020.

Quiero empezar por reiterar la gratitud por el apoyo y el acompañamiento de los países miembros a la incorporación de Cuba como Estado Observador en la Unión Económica Euroasiática y resaltar la importancia que le concedemos a esta cita.

Las relaciones económicas, comerciales, financieras y de cooperación con los Estados miembros de la Unión resultan mutuamente beneficiosas y estamos dispuestos a colaborar en todas las prioridades de la Comisión Económica Euroasiática para el año en curso.

El Plan Conjunto de Colaboración 2021-2026, para la implementación del Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de la República de Cuba y la Comisión Económica Euroasiática del 31 de mayo de 2018, se inserta en ese objetivo.

En esferas prioritarias como la económico-comercial; la bancario-financiera; de la salud y la biotecnología; de energía, geología y minería; agroindustrial; cultural, deportiva y las comunicaciones, se han definido ya 32 acciones conjuntas, que son coherentes con nuestra Estrategia Económico-Social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19, así como con el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

Señor Presidente:

Hoy, como nunca antes, se hace urgente unir esfuerzos y voluntades a favor de la especie humana, cruelmente estratificada por el mercado, que margina y excluye a las mayorías, provocando costosos desequilibrios de todo tipo, que ahora se hacen dolorosamente más visibles por el impacto de la pandemia de la COVID-19, a cuyos efectos se carga la peor recesión económica que haya padecido la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial. 

En medio del adverso escenario global que he descrito, algunas naciones sufrimos la agresión adicional de bloqueos y otras medidas coercitivas unilaterales, todas violatorias del Derecho Internacional y de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas.

Quiero expresar aquí nuestro más enérgico rechazo a las injustificadas sanciones unilaterales que ha impuesto el Gobierno de Estados Unidos a la Federación de Rusia.

Igualmente denuncio y condeno las permanentes campañas de descrédito de Occidente contra la República de Belarús, los intentos de desestabilizar a ese hermano país y la tentativa de magnicidio contra el presidente Alexander Lukashenko.

Cuba, que sufre un criminal cerco económico y financiero hace más de seis décadas, agradece a los países que integran la Unión Económica Euroasiática el permanente rechazo a esa política genocida del Gobierno de Estados Unidos, que se ha recrudecido a niveles sin precedentes, incluso en las condiciones excepcionales derivadas de la pandemia.

Quiero informar al Consejo Supremo Euroasiático que si bajo ese brutal acoso hemos logrado enfrentar la pandemia y mostrar resultados alentadores, se debe, en primer lugar, a la firme determinación de nuestro pueblo de defender el sistema político elegido por la mayoría, que se puede resumir en un conjunto de  políticas sociales que priorizan al ser humano por encima de cualquier otro bien material o inmaterial.

Bajo ese principio, se articula un sistema de salud de calidad, gratuito y de alcance universal con una gestión de Gobierno basada en la Ciencia e Innovación que privilegia las interconexiones entre los sectores del conocimiento, el productivo, de bienes y servicios y las localidades.

Gracias a ello, la Ciencia cubana, sus científicos, investigadores y el personal de la Salud garantizan que produzcamos el 85 % de los medicamentos del protocolo nacional de actuación para el enfrentamiento a la pandemia, a la par que se desarrollan cinco candidatos vacunales, que se encuentran en diferentes fases de ensayo clínico.

En la vanguardia de ese proceso, Soberana 02 y Abdala transitan por la Fase III con resultados muy promisorios, mientras que Soberana Plus, para pacientes convalecientes de la COVID-19, avanza en la Fase II del ensayo clínico.

Expresamos aquí nuestra disposición a establecer una cooperación efectiva con los Estados miembros de la Unión Económica Euroasiática a partir del intercambio de experiencias entre los expertos de nuestros países, la cooperación médica y la colaboración con nuestros candidatos vacunales.

Igualmente, nos declaramos listos para comenzar el proceso de inserción en el mercado común de medicamentos, dispositivos y tecnología médica, cuya creación se refrenda en el Tratado de la Unión Económica Euroasiática.

Señor Presidente:

Cuba reitera su interés por lograr una mayor participación del empresariado de los países miembros del Consejo en los proyectos de inversión extranjera en la isla, al amparo de una legislación moderna y atractiva y las facilidades que brinda la Zona Especial de Desarrollo del Mariel.

Quisiera destacar al mismo tiempo el interés de establecer las bases para la colaboración entre el Banco de Desarrollo de la Unión Económica Euroasiática y el Sistema Bancario de la República de Cuba.

El intercambio cultural, la colaboración deportiva y la formación de estudiantes a través de programas de becas en áreas de fortaleza de cada uno de nuestros países, son otros ámbitos para promover la cooperación.

Subrayo, además, los objetivos comunes en la cooperación e integración para el desarrollo de la economía digital y el crecimiento del comercio electrónico en los procesos económicos y financieros, en concordancia con nuestras acciones para impulsar con mayor dinamismo la informatización de la sociedad.

Reitero también la voluntad de Cuba de contribuir al impulso de las relaciones económico-comerciales de los Estados miembros de esta organización con la región latinoamericana y caribeña.

Excelencias, amigos:

Me honra ratificar el compromiso de Cuba con las decisiones y acuerdos que serán aprobados en esta sesión del Consejo Supremo Económico Euroasiático con el objetivo de dar un mayor alcance a nuestros vínculos.  Y apoyamos las directrices estratégicas para el desarrollo de la integración euroasiática hasta 2025.

Por tradición, por vocación y por la propia urgencia de los complejos tiempos que vivimos, Cuba apuesta decididamente por la solidaridad, la cooperación y la integración para el fortalecimiento de los vínculos en áreas de interés mutuo.

Los retos son enormes, pero estoy seguro de que la suma de nuestras voluntades nos permitirá superarlos. Nos animan la solidez de la Unión Económica Euroasiática y la confianza en que unidos podremos avanzar más velozmente a favor del desarrollo de nuestras economías y el bienestar de nuestros pueblos.

Las ejemplares relaciones de amistad que construyeron durante largos años nuestras respectivas naciones, nos inspiran a decirles, otra vez, desde nuestra amada Patria, lo que nuestros líderes históricos convirtieron en certeza popular: ¡Sí se puede!

Muchas gracias.

0 0 0
Redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML