Servicios de salud se mantienen ante la proximidad de tormenta tropical Elsa

Doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública.
Doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública. Foto: Minsap.

Ante la proximidad de la tormenta tropical Elsa el sistema de salud cubano adecúa sus servicios para garantizar la atención de las personas y no lamentar pérdidas de vidas humanas en medio de la compleja situación epidemiológica que vive el país.

Desde las primeras informaciones sobre el evento meteorológico el Ministro de Salud Pública, Doctor José Angel Portal Miranda, se comunicó con todas las provincias y a través de videoconferencia con los equipos de salud se puntualizaron los aspectos necesarios.

Por su parte, el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), señaló durante su intervención en el programa radio-televisivo Mesa Redonda que la situación actual supone un reto para la nación.

Se ha trabajado por minimizar las afectaciones en el comportamiento de la enfermedad una vez pasada la tormenta y para ello se establecieron protocolos ante el elevado número de pacientes ingresados en hospitales, centros de aislamiento y en vigilancia, así como el tratamiento a contactos, sospechosos y viajeros internacionales mientras se mantengan los vuelos.

A esas capacidades se incorporaron otras y el MINSAP certificó locales para la evacuación de las personas que lo requieran, con las condiciones necesarias para cumplir con las medidas de distanciamiento.

Durán insistió que de conjunto con los Consejos de Defensa se garantizará, a través de grupos electrógenos, la vitalidad de los laboratorios de biología molecular para la toma de muestras de PCR y el funcionamiento continuo de esos centros de diagnóstico.

A su vez, alertó sobre posibles brotes de intoxicación alimentaria y de enfermedades de transmisión por la contaminación del agua, debido al desbordamiento y la contaminación de las fuentes de abasto, además de la interrupción del fluido eléctrico.

Se mantiene la intervención sanitaria con los candidatos vacunales cubanos y solo se suspenderá en los lugares de riesgo inminente por las intensas lluvias.

En todas las provincias se habilitaron brigadas médico-quirúrgicas para los lugares de difícil acceso y se garantiza el traslado de embarazadas, recién nacidos y pacientes en tratamientos de hemodiálisis al requerir atención priorizada y en algunos casos ingreso.

También se han distribuido medicamentos, recursos para los pacientes con COVID-19 y como parte de las medidas preventivas se evacúan farmacias, unidades de salud, consultorios médicos, policlínicos y almacenes que por su ubicación no son seguros.

El director nacional de Epidemiología reiteró la importancia de extremar las medidas higiénicas y de distanciamiento para evitar que la enfermedad complejice aún más la situación del país, de ahí la importancia de diseñar procesos de evacuación y traslados sin aglomeraciones.

Los servicios de salud continuarán y ante cualquier síntoma resulta vital asistir al médico; aunque estemos en presencia de una contingencia meteorológica, no acudir puede afectar la evolución de la enfermedad. (BSH)

0 0 0
Tomado de MINSAP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML