En la memoria

Cuenta Luís González Oliva, miembro de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), en Mayabeque, que la caída del primer avión de los mercenarios en Playa Girón, fue su primer impacto para sentirse más consagrado con la Patria.