Banda Municipal de Jaruco, una joya de nuestras tradiciones

Jaruco, Ciudad Condal desde 1770
Jaruco, Ciudad Condal desde 1770

Siempre que se hable de cultura o tradición en Jaruco, vienen los recuerdos de los días de las presentaciones de la Banda Municipal, en varios escenarios de la Ciudad Condal a principios del siglo veinte.

La localidad en aquel entonces era cuna de muy buenos músicos de talento empírico y de muchos profesionales que sintieron la necesidad de regalar al pueblo su arte, en 1914 surge la Primera Banda, dirigida por el maestro Manuel Fernández Sánchez, asesorada por la Academia de Música de este territorio.

Los pobladores disfrutaban cada presentación y para muchos era un acontecimiento cultural único. En el área del antiguo Ayuntamiento, hoy sede de la Asamblea del Poder Popular, se reunían para escuchar por más de una hora los populares danzones, las contradanzas cubanas, las criollas, las guajiras, los popurrís, y las congas.

Hasta 1924 la Academia de Música, en Jaruco se prestigió con figuras de la talla de Pedro la Rosa, Pedro Rodríguez, Juan Ramón Miranda, Octavio la Guardia, y los hermanos Páez, Francisco y Darío, quienes integraban la agrupación, luego se sumó otro de los Páez, Hemógenes, virtuoso de la música en esta ciudad.

La agrupación se hacía imprescindible en cada evento, tales como los carnavales, las verbenas o las tradicionales procesiones por el Santo Patrón, cada 24 de junio en la Parroquia del pueblo.

La popular banda actuó en escenarios de los pequeños teatros y plazas de San José de las Lajas, Santa Cruz del Norte y La Habana. Entre 1930 y 1950 del pasado siglo, una de las figuras más representativas que se destacó por su excepcional trabajo artístico fue Ernesto Vázquez, trompetista, guitarrista y compositor, que aportó una pieza que pasaría al repertorio de la Banda, La Conga de Jaruco.

En 1951 la politiquería del gobierno de turno y los desplantes salariales, la Banda Municipal, se desintegra por un período de más de nueve años.

Con el triunfo de la Revolución, surgen las Escuelas Profesionales de Música, entonces el maestro Florentino Gozo, natural de Guanabacoa, rescata la Banda de Jaruco, así devolvieron al pueblo una tradición que se daba por perdida, pero que afortunadamente se mantuvo hasta principios de los ochenta, cuando se congelan una vez más las presentaciones del grupo.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en Jaruco propone en 1995 que una pequeña Banda tocará piezas de contenido político en ceremonias militares de carácter local, y al frente de los más de 15 músicos estuvo Miguel Montalvo, también arreglista.

La Banda Municipal tuvo varios momentos hasta que finalmente los músicos Rafael Castillo y Lázaro González con la colaboración de Georgina Martínez, se acogen, en el 2009, al programa de bandas municipales del país, para retomar y no dejar morir uno de los mayores patrimonios culturales de este municipio.

En el 2011 con el apoyo incansable del Instituto Cubano de la Música, el Centro Provincial Antonio María Romeo y otras entidades culturales, pasó a ser Banda de Conciertos.

Este 20 de junio se celebró su primer aniversario de fundada, a los músicos de la Banda de Jaruco, el reconocimiento y la gratitud del pueblo por rescatar una joya de nuestras tradiciones.

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML