Miradas en Trump por incitar a la sedición (+Video)

Donald Trump y sus últimas calamidades como Presidente.
Donald Trump y sus últimas calamidades como Presidente. Foto. PL

Washington: Diversos sectores estadounidenses ponen la mirada hoy en el presidente Donald Trump, quien pudiera ser acusado por conspiración para incitar a un motín y a la sedición, reporta la Agencia Informativa Latinoamericana (PL)

La mayoría de los medios de prensa del país y sectores políticos, incluso republicanos, aumentan los llamados para que sea removido del cargo bajo la 25 enmienda de la Constitución, mientras los demócratas también están listos para presentar artículos de impugnación la próxima semana, según reseña el diario digital The Hill.

Aunque es poco probable que Trump enfrente acusaciones por sus comentarios en el mitin que precedió inmediatamente a la insurrección, después del 20 de enero el Departamento de Justicia estará bajo una nueva administración y no se descartan acciones contra el entonces ya exmandatario.

Algunos expertos legales, como el abogado de seguridad nacional Brad Moss, consideran que hay un caso legítimo y la conducta de Trump el miércoles se eleva al nivel de incitación criminal.

En opinión de Elie Honig, analista legal de CNN y exfiscal, el presidente ‘necesita ser investigado y tiene una verdadera responsabilidad penal potencial por incitación para esencialmente estimular a la gente, motivando a la gente a ir allí y cometer estos crímenes’.

No obstante, algunos expertos estiman que la nueva administración podría ver afectada su agenda si se enfrasca en un proceso contra el expresidente y es probable que opte por pasar la página de la era Trump y esquivar el bagaje político que podría venir con su enjuiciamiento, algo ahora que polarizaría aun más el país.

Según The Hill, algunos demócratas, por su parte, no es probable que perdonen a Trump por su papel en la primera brecha masiva del Capitolio de los EE.UU. desde la Guerra de 1812. (adm)

Asimismo, tampoco es probable que olviden que la única razón aparente del exfiscal especial Robert Mueller para no acusar a Trump de obstruir criminalmente su investigación en Rusia fue que la política del Departamento de Justicia prohíbe la acusación de un presidente en ejercicio, pero no impone tales restricciones a la acusación de expresidentes.

También puede pesar contra el gobernante que Merrick Garland sea el nuevo fiscal general, si es confirmado por el Senado, luego que los republicanos le impidieron su membrecía en la Corte Suprema del país.

Según una opinión publicada por el diario The New York Times, la Constitución permite al Congreso destituir a los presidentes u otros funcionarios del poder ejecutivo antes de que terminen sus mandatos si los legisladores creen que han cometido ‘traición, soborno u otros delitos y faltas graves’. (adm)

0 0 0
Redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML