El sistema de sanciones, más injusto, severo y prolongado de la historia

El mundo reclama el fin del bloque de Estados Unidos contra Cuba. Foto: Radio Habana Cuba

El bloqueo viola los derechos del pueblo de Cuba por su impacto en sectores como la salud, educación, agricultura, economía, deporte, cultura, así como en la producción y los servicios.

Tras casi 60 años de su  implementación, ha causado pérdidas millonarias a la economía de la mayor de las Antillas y constituye el mayor obstáculo al desarrollo de la nación.

El deporte cubano enfrenta muchas dificultades a causa del injusto bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, como ejemplos está el difícil acceso a las tecnologías de punta que contribuyen al desarrollo deportivo en la isla caribeña. 

Las trabas impuestas para adquirir los implementos o equipamientos necesarios, no solo en beneficio de los atletas y entrenadores, sino también para centro científicos, entre ellos, el laboratorio antidoping.

Igualmente  resulta difícil para los deportistas cubanos participar en competencias con sede en territorio estadounidense, debido a que no pueden acceder a las visas en su propio país y deben trasladarse a naciones como México o Republica Dominicana, al mantenerse cerrada para esos fines la Embajada de Estados Unidos en la Habana.

El llamado embargo a Cuba es el sistema de sanciones, más injusto, severo y prolongado que se ha aplicado contra país alguno. 

Las consecuencias resultan más crueles en el contexto de enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19, que marca un escenario de presión adicional para el sistema de Salud Pública, al dificultar la adquisición de materiales, equipos y otros insumos para salvar vidas.

El sistema de salud cubano sufre graves afectaciones por esta política, derivadas de las dificultades para adquirir medicamentos, reactivos, instrumental, piezas de repuesto para equipos médicos y otros insumos necesarios para el funcionamiento del sector. 

El Igualmente entorpece el avance de la industria azucarera, en ello incide la baja disponibilidad financiera para adquirir insumos necesarios.

En el central Héctor Molina, por ejemplo, la actual zafra se ha hecho sumamente compleja por las afectaciones provocadas por el cerco que ejerce Estados Unidos, y como un ejemplo ahí están las  varias interrupciones por falta de combustible, unido a la falta de herbicida y elevada obsolescencia tecnológica de la fábrica.

El bloqueo  es como el virus, aísla, daña y divide a la familia cubana.

0 0 0
Milay Vega Villar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML