Bloqueo económico, comercial y financiero principal obstáculo para el desarrollo de Cuba

Rechazan en varias ciudades del mundo bloqueo contra Cuba.
Rechazan en varias ciudades del mundo bloqueo contra Cuba. Foto.PL

Cuando hablamos de bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, nos referimos al cerco más extenso conocido en la historia del mundo. El endurecimiento de esa política continúa afectando gravemente el desarrollo de la isla.

Desde el mandato del presidente Donald Trump, las relaciones diplomáticas entre ambos países han retrocedido significativamente, dejando como consecuencia pérdidas económicas que superan los 4 millones 321 mil 200 dólares. 

Como consecuencia, han disminuido los ingresos monetarios afectando directamente el presupuesto nacional dispuesto para garantizar el desarrollo económico, social, cultural y sanitario de la población cubana, coartando derechos básicos como la salud, educación y el crecimiento sostenible general. 

Sucesivas administraciones estadounidenses han impedido establecer libremente convenios comerciales con varias naciones, y las empresas cubanas no realizan importaciones, además, no puede acceder a divisas, ni créditos bancarios con instituciones internacionales, para mitigar el déficit económico, o sea, desde la óptima económica es brutal.

Una de cada nueve personas, o sea, 821 millones de cubanos, es afectada por el déficit de alimentos, pese a los esfuerzos en materia de subsidio y distribución alimentaria del gobierno cubano para solventar los problemas de ese tipo.

Las afectaciones del bloqueo se extienden a la prohibición de comercializar productos nacionales en Estados Unidos., generando pérdidas superiores a los 100 mil dólares, solo por el impedimento en exportación de licores. 

En materia educacional provoca grandes dificultades para costear fletes del traslado y costos de útiles escolares, material docente y otros gastos de dotación escolar, imposibilita actualizar los recursos informáticos, tecnológicos y máquinas de braile para estudiantes no videntes, debido a los altos precios de esas utilidades, en su mayoría de fabricación estadounidense.

El bloqueo limita el desarrollo de estudios científicos y producción multimedia para ampliar las herramientas y métodos de investigación. 

Conocido es queel Estado cubano garantiza el acceso gratuito a la salud, reduciendo y controlando los problemas sanitarios. No obstante, persisten las dificultades para adquirir medicamentos, especialmente para tratamientos de cáncer y otras enfermedades, debido a las regulaciones a las que están sujetos los laboratorios estadounidenses.

Durante estos años se han contactado más de 30 compañías para la adquisición de los insumos necesarios para el sistema sanitario. Las afectaciones en este sector transitan además por la imposibilidad de comprar piezas, instrumental y equipos, así como otros insumos necesarios para el funcionamiento óptimo del área de la salud. 

De ahí que la historia de los cubanos en más de 60 años esté marcada directamente por los efectos del asfixiante bloqueo, de ahí el llamado y ejecución de reordenar la economía, de lograr la soberanía alimentaria con el esfuerzo de todos. Los momentos son difíciles pero el de cursar nos dice que no podemos, a pesar de todos los problemas, cejar en el empeño de hacer crecer nuestra propia obra a pesar de las circunstancias y las limitaciones. En juego está nuestra soberanía e independencia. (adm)

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML