El 26 de octubre de 1959, durante un acto de masas en protesta por las agresiones provenientes del territorio estadounidense, Fidel Castro Ruz proclamó la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR). Tomado del sitio oficial del Partido Comunista de Cuba

Tenían como objetivo defender a la isla de las amenazas de agresión militar y la protección de objetivos civiles contra acciones de grupos terroristas que actuaban tanto en Cuba como desde EE.UU. y otros países del Caribe.

El máximo líder cubano, explicó: “Porque es justa nuestra causa, porque no queremos hacerle daño a nadie ni nadie tiene derecho a hacernos daño a nosotros. Desde hoy proclamamos que no tememos a nada ni a nadie, que no tememos las medidas que se traman contra nosotros ni tememos las medidas que tengamos que tomar para combatir a los que quieran destruirnos”.

Próximo a partir hacia entonces provincia de Camagüey para enfrentar la traición de jefes del Ejército Rebelde en la región, el Comandante Camilo Cienfuegos habló por última vez al pueblo cubano, antes de perderse para siempre en el mar junto al piloto y la escolta de la avioneta en que regresaba de esa provincia el 28 de octubre. En sus palabras, el Héroe de Yaguajay expresó: “Para detener esta revolución cubanísima, tiene que morir un pueblo entero y si eso llegara a pasar, serían una realidad los versos de Bonifacio Byrne: “Si deshecha en menudos pedazos, se llega a ver mi bandera algún día, nuestros muertos, alzando los brazos, la sabrán defender todavía.”

Las MNR, primero organizadas por sectores sociales, en centros de trabajo entrarían en un rápido proceso de perfeccionamiento y poco más de un año después, con la llegada al país de grandes cantidades de armamentos de la URSS y el campo socialista que aprendieron a manejar los bisoños milicianos en tiempo récord, se conformaron batallones de combate que junto con el Ejército Rebelde y el Batallón de la Policía Nacional Revolucionaria derrotaron la invasión mercenaria de Playa Girón en abril de 1961.

 “Esa es la tradición mambisa, revolucionaria, marxista-leninista que han heredado y enriquecido nuestros milicianos junto a los combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior. Es nuestro deber todavía continuar haciendo los mayores esfuerzos por alcanzar el máximo de preparación combativa y eficiencia militar en los cuadros y en las tropas de nuestras gloriosas milicias”, expresó Fidel Castro.

Por Redacción digital

Equipo de redactores del sitio web de Radio Mayabeque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *